El Museo Tamayo se prepara para recibir a Picasso, Rothko, Magritte, Nairy Baghramian y Heinz Peter Knes

juan_a_gaytan_RMM_9624b

Foto: Conaculta 

Por: Staff Sala de Prensa

Obras de Pablo Picasso, Mark Rothko y René Magritte, además de artistas contemporáneos como Nairy Baghramian y Leon Golub, forman parte del programa de exposiciones del Museo Tamayo Arte Contemporáneo durante lo que resta de 2015.

Así lo adelantó el director Juan A. Gaitán al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) a siete meses de haber asumido la dirección general de este recinto ubicado en la zona del Bosque de Chapultepec.

El 5 de septiembre será inaugurada Ensayo museográfico # 2 (de lo moderno a lo contemporáneo), muestra que busca generar un diálogo entre obras de arte moderno y contemporáneo pertenecientes a la colección del museo.

“Estas dos colecciones no necesariamente concuerdan. Una está fundada dentro de medios tradicionales, como pintura, escultura y dibujo, y en la otra empieza a entrar la instalación, el performance y otro tipo de prácticas artísticas, como el cine y el video”.

La muestra está integrada por más de 20 piezas de artistas como Mark Rothko, Rufino Tamayo, Simon Starling, Manuel Álvarez Bravo, Carlos Mérida, David Weiss, Luisa Lambri, Peter Fischli, entre otros.

Varias de estas obras se han convertido en hits de la colección que se solicitan en México y en el extranjero, mientras otras creaciones, como una serie de tapices realizada por Pablo Picasso, se exhibirán por primera vez al público.

“Queremos distinguir la forma de pensamiento artístico que caracterizó al arte moderno que llega hasta los setenta y ochenta del siglo pasado, y lo que caracteriza a lo que llamamos arte contemporáneo”, señaló el también curador de origen colombiano.

“Los ensayos museográficos los hacemos para ver cómo podemos crear un diálogo entre esas dos formas de pensamiento artístico. La meta, a largo plazo, es generar una instalación de la colección permanente para que el público pueda admirarla en cualquier momento que visite el museo”.

Juan A. Gaitán explicó que la forma de exhibir el arte en un museo ha cambiado, por ello para esta exposición habrá una sala con el tipo de iluminación y museografía utilizada en la época moderna.

Por otro lado, en el área dedicada al arte contemporáneo podrá observarse la tendencia actual de exhibición, caracterizada por muros blancos, espacios neutros y una iluminación plana.

“El museo mismo va cambiando de acuerdo con el tiempo y afecta la forma en que interactuamos con las obras. Antes era más solemne y ahora es más horizontal. Hay un fin didáctico en donde el público no sólo va a apreciar las obras como tal, sino que también va a entrar en diálogo con el mundo de los museos y la forma de exhibir arte”.

La curaduría está a cargo del propio Juan Gaitán; la subdirectora artística del museo, Daniela Pérez; Juan Carlos Pereda, quien es uno de los especialistas que más conoce la colección Tamayo, así como Manuela Moscoso y Andrés Valtierra.

Las exposiciones continuarán el 12 de septiembre con Leon Golub. Bite your tongue, considerada la primera gran muestra en México del pintor figurativo estadounidense que renovó las formas realistas con el grupo denominado Chicago Imagists.

“Originario de Chicago, comenzó a pintar en los años cincuenta. Sus pinturas tempranas estaban muy influenciadas por el muralismo mexicano, la cultura maya, pero también por las culturas de la antigüedad clásica. Son una mezcla de diferentes tipologías y la gente podrá reconocer esas influencias”, detalló el director del Museo Tamayo.

Señaló que alrededor de esas obras tempranas hay unas telas de hasta ocho metros de altura en lienzo crudo en las que Leon Golub comenzó a pintar con un mayor sentido político en torno de la guerra de Vietnam y las invasiones de Estados Unidos en Centroamérica.

Por último, a partir del 7 de noviembre se exhibirán Nairy Baghramian. Segundas opcionesHeinz Peter Knes. Intimidad absoluta. La primera está conformada por la obra de esa escultora iraní nacionalizada alemana que reflexiona sobre las dimensiones del cuerpo en el ámbito social, a través de esqueletos metálicos y órganos hechos de piel; la segunda, consta de imágenes del fotógrafo alemán que se acerca a la industria de la moda desde una perspectiva personal.

Ampliar la colección y atraer nuevos públicos

A partir del fenómeno generado por la exposición de Yayoi Kusama, que derivó en la asistencia de más de 330 mil visitantes, el director del Museo Tamayo reconoce que hay un interés por atraer nuevos públicos al recinto mediante diferentes estrategias.

Con ayuda de las redes sociales se trata de mantener ese contacto para diseminar el programa de exposiciones y actividades, y así la gente siga acercándose a este espacio museístico.

“Desde la exposición de Francis Alys establecimos que el costo máximo de un catálogo no rebase los 150.00 pesos. Estamos diseñando nuevos textos de muro, escritos de una forma más amable, sencilla y clara, sin palabras complicadas para que la gente se sienta más cercana a las obras”.

También se contempla rediseñar el programa educativo con el fin de organizar eventos los fines de semana o entre semana para que el público se sienta vinculado al museo.

“Aún no definimos las actividades, pero podrían ser conciertos, talleres, conferencias o cursos sobre arte contemporáneo, que es lo que más nos solicitan los visitantes”, agregó.

“En el Modulario, espacio donde se consulta información sobre las exposiciones, queremos hacer pláticas y pensamos que se use más como espacio de trabajo para leer sobre las exhibiciones”.

Aunado al camión Jugando con Tamayo, encargado de difundir la obra del pintor y acercar a los niños el lenguaje y disfrute del arte, se sumará otro transporte recientemente donado, con el cual se pretende organizar recorridos cercanos en colaboración con el Bosque de Chapultepec.

Para Juan A. Gaitán, quien fue curador de la Bienal de Arte Contemporáneo de Berlín en 2014, uno de los principales retos a los que se enfrenta actualmente el recinto es convertirse en el museo público con una colección líder a nivel mundial.

“No existe en América Latina una gran colección pública de arte contemporáneo y queremos sacar adelante al Museo Tamayo para hacerlo (…) Es un proyecto que requiere muchos recursos, pero gracias a que los artistas mexicanos pueden pagar impuestos en especie hemos podido contactarlos para preparar adquisiciones para la colección. Ojalá que a largo plazo podamos enriquecer las colecciones de arte moderno y contemporáneo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s