Estudiantes BUAP generan proyecto para impulsar el desarrollo de municipios de Puebla

buap estudiantes2

Foto: Boletín

Por: Staff Sala de Prensa

·Buscan detonar empresas sustentables que comercialicen café y derivados del maguey y chía

Estudiantes de 14 licenciaturas de la BUAP buscan detonar el desarrollo económico y social de tres comunidades de la Mixteca, la Sierra Norte y el Valle de Tehuacán. A través de diversos proyectos de empoderamiento, como la creación de empresas sustentables, las tres brigadas adscritas a la Red de Extensión e Innovación Nacional Universitaria (REINU) ponen de manifiesto su visión social.

El alcance geográfico de sus proyectos abarca los municipios de Zacatlán, Palmar del Bravo y Atzizihuacán, donde impulsan empresas sustentables a partir de productos de cada región: café, maguey y chía, respectivamente. Se trata de un nuevo modelo de extensionismo universitario, propuesto en México para favorecer el desarrollo rural e involucrar al estudiante en el conocimiento del campo, las comunidades y sus costumbres.

Son respaldados por el Centro de Innovación y Competitividad Empresarial (CICE), dependencia universitaria que gestionó la adscripción de la BUAP a la REINU, red que surgió de un convenio de cooperación binacional entre SAGARPA y la Universidad de Arizona, en 2014, para adaptar el modelo Land Grant -desarrollado hace cien años por 76 universidades e instituciones estadounidenses- a las necesidades del campo mexicano, en colaboración con la Universidad Estatal de Nuevo México.

La materia prima: café,  chía y  maguey

En la comunidad de San Cristóbal Xochimilpa, en la Sierra Norte de Puebla, quince estudiantes de la BUAP realizaron un diagnóstico para identificar el número de cafetales y productores, la riqueza natural y las características de este poblado del municipio de Zacatlán.

Ahí, reconocieron a los líderes de la comunidad e involucraron en los proyectos a niños, jóvenes y padres de familia, luego de identificar las necesidades de los productores de café, las cuales se resumen en falta de capacitación, estudio y manejo de suelos, así como de mejores prácticas.

En colaboración con la Universidad Autónoma de Chapingo, los brigadistas universitarios capacitaron en poda y detección de plagas a 30 productores de café. Asimismo, conformaron cuatro clubs 4´s –salud, saber, sentimiento y servicio- integrados por 60 niños y 20 jóvenes, para abordar temas de gastronomía, robótica, huertos de traspatio y “Mi primera empresa”. También crearon la organización “Mujeres por Xochimilpa” y gestionaron el acceso a dos programas de SAGARPA y a uno del Instituto Municipal de la Juventud.

El talento de los universitarios BUAP al servicio de tres comunidades

En San Cristóbal Xochimilpa, así como en Palmar del Bravo y Atzizihuacán, participan estudiantes de 14 licenciaturas de la BUAP: Gastronomía, Ingeniería en Alimentos, Psicología, Ingeniería Ambiental, Comercio Internacional, Biología, Antropología Social, Ingeniería Agrohidráulica, Mecatrónica, Actuaría, Economía, Ciencias de la Comunicación, Diseño Gráfico y Administración de Empresas.

En el municipio de Atzizihuacán, al sur del estado, la segunda brigada REINU-BUAP elaboró un plan de negocios, logotipo y marca –ya registrados ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial-, y realizó el análisis nutrimental y búsqueda de mercados para la comercialización de la chía. Ahí, ha trabajado en cuatro comunidades parala mejora de sus prácticas alimenticias, en beneficio de 330 personas de dos juntas auxiliares.

Asimismo, los 17 universitarios de esta brigada formaron dos clubs 4’s sobre tenebrios -gusanos de harina- y sobre huevo de rancho. Realizaron un banco de germoplasma (identificación de las semillas de la región) y un manual de procedimientos para la recolección de las mismas. Han capacitado y empoderado a 40 mujeres.

Gracias a la identificación del potencial del agave pulquero de Cuacnopalan,  municipio de Palmar del Bravo, para la comercialización del pulque, alimentos gourmet y derivados como el ixtle –o fibra de agave-, entre otros, el tercer grupo de brigadistas, conformado por 17 estudiantes, planteó estrategias para la revalorización y aprovechamiento de esta planta centenaria en la región.

Para ello capacitaron a 17 agricultores en la producción de otros derivados del agave, como los 13 alimentos gourmet que desarrollaron estudiantes de Gastronomía de la BUAP.

Por su parte, los estudiantes de Contaduría Pública y Actuaría inventariaron el número de plantas por cada productor, y los de Biología muestrearon el suelo de siete parcelas, de un total de 17 consideradas en el proyecto.

A través del trabajo colaborativo entre agricultores y universitarios, se detectaron plagas y las vías para combatirlas, se identificaron áreas de oportunidad para la comercialización de los derivados del maguey, y en colaboración con la Fundación Produce se realizó la jornada “Muestra Agave Puebla”, para promover los productos entre consumidores y empresarios de la industria de alimentos y restaurantes.

De este modo, los estudiantes de la BUAP contribuyen al desarrollo de comunidades pobres del estado, a partir de un nuevo modelo de extensionismo universitario en el cual son protagonistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s