A solas con Sade en el “Breve Espacio”

DSC_0021

Foto: Luis García Conde 

Por: Tabata Nishisawa Duran

Calor en Puebla, en su zócalo y en sus parques, pero sobre todo en el Breve espacio, un pequeño bar ubicado en el centro poblano. En él lo prohibido toma protagonismo; esta vez se trató de un círculo de lectura con autores muy peculiares: Marqués de Sade y Charles Bukowski.

Al llegar, nuestro anfitrión principal se encontraba en el centro del escenario, por supuesto una cama acomodada en forma vertical, perfectamente vestida con edredón y almohadas. Invitando. La siguiente pista fueron los antifaces negros en nuestra mesita redonda, muy acomodados junto a las bebidas. Una mirada rápida a nuestro alrededor… después de eso, todo comenzó.

Las puertas se cerraron y la luz se extinguió. A falta de visión, culpa de los antifaces, los demás sentidos estaban alerta; percibimos el olor a incienso recién prendido, la sensual voz femenina relatando “Julieta” (obra cumbre de Sade), sus ligeros dedos tocando nuestros hombros mientras flotaba por aquella pequeña habitación. Todo al mismo tiempo.

Siguió el turno de Relatos de un viejo indecente, Bukowski no pudo quedarse atrás. Los antifaces se fueron y tuvimos frente a nosotros a dos actores representando ferozmente una escena por demás fatal y cargada de erotismo. Cubierto por una sábana, un hombre al fondo del escenario, utilizaba diversos instrumentos musicales para dar vida y realismo a cada dialogo de los personajes. Nuestros ojos no paraban de viajar; desde las medias negras de nuestra narradora, hasta los gestos de sorpresa de la audiencia aún presente.

No todos los días se viven experiencias así, sentidos al descubierto y traviesa imaginación. Esto con ayuda de escritores inmortales, creadores de relatos no aptos para recatados y muy recomendados para público que gusta de algo diferente y atrevido.

Así fue como la luna ganó la batalla al sol, y nos fuimos… prometiendo dejar la moral atrás y regresar el siguiente sábado a retomar en este pequeño espacio historias de vida diferentes a las nuestras. Relatos íntimos de personas singulares, que sin duda vale la pena escuchar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s